2020 - El fin de otra amistad

El fin de una amistad

En abril nuestra amistad con la pareja de Daniel y Maria, de la que hablaba antes, se rompió. En última instancia, el Coronavirus fue el culpable. Pero la cosa tenía también dos preludios que ya se remontaban a años atrás: primero Maria nos había enviado una vez fotos de aviones con estelas de condensación en el cielo balear, con el comentario "¡con eso nos quieren envenenar!

En segundo lugar, habían vendido su casa en Formentera y se habían mudado a León, una pequeña ciudad del norte de España, gris, aburrida, horrible. Maria supuestamente iba a cuidar de su madre demente y también había comprado un buen piso. Lo que no sabíamos era que este apartamento había pertenecido a una tal Isabel Carrasco, una odiosa y  corrupta política local de derechas que le había hecho la vida imposible a una joven compañera de trabajo y que fue prácticamente ejecutada en un puente, de cinco tiros, por la madre de esta chica. Daniel y Maria habían comprado el piso de Carrasco por lo que parecía ser un muy buen precio. Las fotos que nos enviaron los dos mostraban un ambiente muy de nuevo rico y habíamos perdido todas las ganas de visitarlos en León.

Poco después del brote de Coronavirus, Maria nos inundó con mensajes abstrusos de Whatsapp: el comunismo iba a dominar el mundo y tonterías similares, así como un enlace de Youtube a una tal Laura Eisenhower, bisnieta del difunto ex-presidente. Sentada frente a una cámara, advertía de todo tipo de peligros que se avecinaban, por ejemplo, que Bill Gates quería implantar un chip en todo el mundo mediante la vacunación. Luego cambiaba repentinamente de tema a afirmaciones aún más ridículas: que todos estábamos bajo la influencia de extraterrestres que nos chupaban la sangre a nosotros y a nuestros hijos y que necesitaban a los humanos para alimentarse. Esto era demasiado para continuar manteniendo esta amistad. Daniel recibió un último email mío que cerró el trato.

Además, publiqué un comentario en inglés en Youtube sobre el vídeo de Laura Eisenhower, diciendo que yo había sido médico en el Hospital Psiquiátrico de Boston hasta 2012 y que había tratado a esta señora como paciente por sus trastornos mentales de esquizofrenia y paranoia, con la advertencia: "¡Cuidado con esta persona! Es peligrosa!" Mi comentario fue eliminado rápidamente...


En general, ¡una bonita foto para mostrar la antipatía de alguien!